LOS API COLABORAN CON HACIENDA EN LA LUCHA CONTRA EL FRAUDE FISCAL

Los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria apuestan por colaborar con Hacienda en la lucha contra el fraude fiscal y en la protección de los consumidores inmobiliarios

El Consejo Rector de los Colegios de API se ha reunido con el Secretario de Estado de Hacienda,  D. José Enrique Fernández de Moya. En el encuentro los API mostraron su disponibilidad para conseguir un mercado inmobiliario mas trasparente y seguro.

Los API solicitaron al Ministerio de Hacienda asumir obligaciones novedosas como registrar y comunicar a la administración los contratos inmobiliarios que formalizan en el ámbito privado, en los que intervendrían como profesionales garantes del buen fin jurídico y fiscal de dichas operaciones, y con la responsabilidad derivada.

El Presidente del Consejo General API, D. Diego Galiano, señaló que “existiendo el cuerpo de API con regulación legal del año 2007, sería tan sencillo como dotarles de más contenido y utilizar sus conocimientos y responsabilidad en beneficio del mercado inmobiliario y sus usuarios”, añadiendo que “la intermediación inmobiliaria no es una cuestión menor sino que debería considerarse de interés general para el Estado y que en España estamos desfasados respecto al contexto europeo, donde prima la formación, titulación y regulación de los agentes inmobiliarios”.

Los API expusieron sus reivindicaciones fiscales en materia de vivienda y, entre otras, mostraron su preocupación por la incomprensión de la población sobre la plusvalía municipal y su método de cálculo que hace que, incluso perdiendo dinero en la venta, haya que pagar el impuesto de plusvalía.

También realizaron una propuesta fiscal para aumentar la oferta de pisos en alquiler con el fin de moderar las rentas que en algunas grandes ciudades están originando tensiones en el mercado.

La reunión también sirvió para abordar la problemática de los alquileres turísticos, un asunto que genera gran preocupación en muchas zonas de España.

Los comentarios están cerrados.